LA MONJA DE LAS LLAGAS

Se llamaba, en el siglo, María Josefa de los Dolores Anastasia Quiroga Capopardo, y había nacido en una finca cercana a San Clemente (Cuenca) en 1811. En 1830 ingresó en el convento de Caballero de Gracia, en Madrid, de la Orden de la Inmaculada Concepción de Nuestra Señora (concepcionistas franciscanas descalzas), tomando el nombre de Sor María Rafaela de los Dolores y del Patrocinio, abreviado en “sor Patrocinio”. En los días cercanos al Corpus Christi de ese año empezó a tener experiencias místicas: visiones y parlamentos de Jesucristo y de la Virgen María (esta última hasta le regaló una imagen que llevaría consigo toda su vida), y, sobre todo, llagas en pies, manos y cabeza que recordaban las de la Pasión. Así, pasó a ser conocida como “La monja de las llagas”.

Pero eran tiempos recios en España. En septiembre de 1833 muere Fernando VII y se desencadena una crisis sucesoria que llevaría a la I Guerra Carlista. La reina regente, María Cristina de Borbón-Dos Sicilias, fue acercándose a los liberales, tradicionalmente poco amigos de la Iglesia y mucho menos de los milagros. Sospechosa de colaborar con los carlistas, nuestra religiosa fue acusada de fraude y juzgada entre noviembre de 1835 y noviembre de 1836. Durante el juicio intervinieron los más prestigiosos médicos y abogados del momento, como el doctor Diego de Argumosa o el jurista Salustiano Olózaga, que al parecer había estado enamorado de nuestra protagonista tiempo atrás. El resultado fue claro: las llagas habían cicatrizado, como cualquier herida natural. Sor Patrocinio declaró que, en realidad, las llagas se las había producido ella con un artefacto que le había proporcionado un fraile capuchino, quien también se había aprovechado de su ingenuidad para mantenerla en silencio. La religiosa fue condenada a destierro a otro convento de su orden alejado de Madrid, en concreto el de la Madre de Dios de Talavera de la Reina.

SOR_PATROCINIO-ago11

Fotografía de Sor Patrocinio, por Jean Laurent

Y aquí tenemos a la famosa monja, discretamente escoltada hasta la ciudad. El regente de la Audiencia Provincial de Madrid informa de las circunstancias al Juez de Primera Instancia y le ordena asegurarse de que ingresa efectivamente en el convento. El documento que os ofrecemos certifica que hacia las siete de la tarde del 28 de abril de 1837 llegó sor Patrocinio a la Posada del Tigre, acompañada de otra señora, y que, junto con las autoridades y el notario preceptivos, se trasladaron todos al convento, donde fue recibida por su “prelada” y las demás monjas, ingresando por la puerta del claustro hacia las ocho de la tarde. La propia religiosa firma el testimonio de su entrada en el convento.

Dos años después, cuando la guerra carlista ya tocaba a su fin, sor Patrocinio pidió a la reina gobernadora ser trasladada a otro convento más cercano a Madrid, alegando motivos de salud. María Cristina le otorgó permiso para marchar a Torrelaguna. La Real Orden correspondiente se firmó el 27 de junio de 1839 y el 14 de julio nuestra monja abandona Talavera, bajo la custodia del vicario eclesiástico de la zona, rumbo a la Sierra Norte madrileña, como dice la minuta del oficio, archivada en el Juzgado de Primera Instancia de la ciudad. Todo el expediente del caso se enviaría al AHPTO en abril de 1976.

Y ¿qué fue de sor Patrocinio? Lo cierto es que a partir de la mayoría de edad de Isabel II, en 1843, su popularidad (que ya era grande) y su influencia en la Corte fueron aumentando espectacularmente, pero también sus enemigos. Ocupó varios cargos de responsabilidad en su orden, fundando conventos y escuelas y llegando a abadesa. Pero también sufrió dos atentados contra su vida y varios destierros. Moriría en el convento del Carmen, de Guadalajara, en 1891, en olor de santidad, y actualmente se sigue causa para su beatificación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s